Alimentos

Tarta de naranja SIN HORNO ¡Fácil y rápida!

Tarta de naranja SIN HORNO ¡Fácil y rápida! ? La tarta de naranja suele ser sabrosa, y más aún si se hace a millas con jugo de naranja recién exprimido. Las tortas que no quieren un horno son ideales para los principiantes dentro de la cocina, ya que pueden ser muy fáciles de preparar y te ahorran tener que preocuparte por los tiempos de cocción.

Ingredientes
Para 10 o 12 porciones

Para la base:
ciento veinte g de mantequilla
175g de galletas tipo maría
Para el pastel: 800 ml de jugo de naranja colado a base de hierbas
500 g de queso crema de Filadelfia
cien g de azúcar
15 g de gelatina en polvo o 9 láminas de gelatina
Para la cobertura:
250 ml de zumo de naranja
jugo de un limón (opcional)
cinco g de gelatina en polvo o tres láminas de gelatina

Preparación de la tarta de naranja sin horno

1.-Reservar una cucharada de toda la gelatina, que equivale a 4 o 5 gramos. La relajación de la gelatina, hidratarla con jugo de naranja. Intenté usar jugo de naranja en lugar de agua y realmente funciona como un encanto y el pastel de naranja sin el horno gana en sabor.

Forre un molde de 22 cm con papel de horno. Recorta el exceso de papel y estarás listo para hacer el pastel.

tres.- Derrita la mantequilla en el microondas y coloque las galletas en un molinillo. Cuando consigas una harina para galletas, mézclala con la mantequilla derretida. Cuando la galleta esté completamente empapada, despliéguela bien sobre la base de la sartén y asegúrese de cubrir bien los bordes para que el pastel no se salga de la junta. Lleven el molde de la torta al refrigerador para permitir que la mantequilla se endurezca.

Caliente la gelatina en una cacerola que haya humedecido. Ahora no quiere ser hervida. Cuando la gelatina se disuelva, deshágase del calor.

Ponga el queso crema en un recipiente y añada un poco de jugo de naranja. Mezcla bien con la batidora y sube el jugo. Separa un vaso de jugo para cubrir el pastel. Añade el azúcar. Cuando tengas todas las sustancias integradas, añade la gelatina sin dejar de mezclar.

Vierte la combinación de tarta de naranja en el bote con una cuchara para no romper el fondo. Cúbrala con film transparente y guárdela en la nevera hasta que la gelatina se haya secado completamente. La dejo toda la noche. Guarda el resto del jugo en la nevera para usarlo en la cobertura de la tarta.

PREPARACIÓN DE LA CUBRICIÓN de la tarta de naranja sin el horno

Hidrata la cucharada de gelatina que apartaste al principio con el zumo de naranja que habías reservado. También sube el jugo de un limón a través de un colador, lo cual, aunque es un paso opcional, le dará al pastel un toque ácido muy rico. Si no te gustan los sabores muy ácidos, no subas el limón.

Caliente la gelatina sobre la chimenea y, mientras la remueve, espere a que se disuelva. Añade el resto del jugo y espera a que se enfríe. Viértalo sobre el pastel cuando esté muy frío.

Ponga la tarta en el refrigerador y mire hacia delante para que la gelatina cuaje, durante aproximadamente una hora y media. Este tiempo es una guía, es capaz de tomar más tiempo.

Tarta de naranja SIN HORNO ¡Fácil y rápida!

Facebook Comments