historias

Muere el valiente niño de 14 años que cuidaba a su madre con coronavirus

La historia que presentamos a continuación destrozará tu alma y hará que valores más a tu propia familia, por lo que estás agradecido …

Juan Eduardo, un niño de 14 años de Metepec, México, se convirtió en un héroe nacional, arriesgando su estilo de vida para cuidar a su madre con enfermedad corneal.

Cuando su madre Adriana, de 37 años, comenzó a revelar los signos de esta enfermedad, se mudó a su casa aislada como medida de seguridad para el desarrollo de su enfermedad.

Con la orden confiable de permanecer en cuarentena, Juan Eduardo le aseguró que podía cuidarla en cualquier momento. Sus hermanos, un niño de 15 años y dos gemelos de 12 años, fueron enviados a la casa de la familia para evitar recibirlo, y aunque Adriana pretendía que Juan Eduardo saliera de su casa, ella se negó y prometió que podría estar con ella antes de este terrible

Además de cuidar la salud de su madre, Juan Eduardo limpió, limpió, desinfectó e hizo todo lo que era vital en el hogar para que su madre pudiera relajarse mientras ella estaba mal de salud.

“No mamá, con esta enfermedad en caso de que mueras, qué voy a hacer, no mamá, muero contigo, morimos juntos. Y él vino aquí conmigo, es algo que yo normalmente estará muy agradecido.

A medida que pasaban los días, Adriana comenzó a mostrar más signos y síntomas de los que tenía en la cama, sufrió de dolor severo en el pecho, fiebre, falta de aliento, quemaduras en la piel, etc., hasta al viernes restante. El escenario empeoró y comenzó con dolores de cabeza respiratorios que la obligaron a ir al hospital en una emergencia.

Juan Eduardo se quedó en casa para continuar limpiando la casa. El mismo día, una fuerte lluvia cayó sobre su ciudad, haciendo que el agua entrara en su casa; los vecinos ofrecieron ayuda, pero Juan Eduardo se negó a obtenerla.

Desafortunadamente, poco después, Juan Eduardo quería encender la bomba del tanque y esto se hizo cuando su vida terminó inmediatamente después de ser electrocutado.

El destino tenía diferentes planes para este niño que decidió arriesgar su existencia para almacenar la de su madre, que comenzó a mostrar mejoras año tras año y que esperaba regresar a casa para agradecer a su hijo por todo había logrado por ella. .

Juan Eduardo había servido más de un día antes de morir, y gracias al profesional legal Carlos Mata de la Fundación Delos, pudo saborear un delicioso pastel con su madre. Además de unirse a este círculo de familiares, mientras el abogado determinaba la muerte de Juan Eduardo, hizo todo lo necesario para entregar el marco a la familia misma.

Juan Eduardo se despidió de este mundo como un héroe, cuidando a su madre, que siempre se había desviado de su camino por el bienestar de sus hijos. Descansa en paz Juan Eduardo.

Muere el valiente niño de 14 años que cuidaba a su madre con coronavirus

Facebook Comments